¿Qué es Last.fm?

Este post es para comentarles un poco sobre Last.fm. Si bien no es un servicio nuevo, ya que tiene varios años funcionando y con una comunidad muy grande de usuarios, me parece interesante contarles mi experiencia al usarlo, lo que probablemente les despierte interés de hacerlo a ustedes también. Paso a explicarles un poco lo que es Last.fm; quizás la mayoría de ustedes lo conoce, pero hay muchas personas que sólo lo conocen “de nombre” y nunca supieron para qué sirve.

Last.fm es una red social, una radio vía Internet y además un sistema de recomendación de música que construye perfiles y estadísticas sobre gustos musicales, basándose en los datos enviados por los usuarios registrados. Se trata de un servicio que te permite escuchar música a través de streaming, conocer personas con nuestros mismos gustos musicales, conocer nuevos artistas , etc.

Un usuario de Last.fm puede construir un perfil musical usando dos métodos: escuchando su colección musical personal en una aplicación de música con un plugin de Audioscrobbler, o escuchando el servicio de radio a través de Internet de Last.fm, normalmente con el reproductor de Last.fm.

Las canciones escuchadas son añadidas a un registro desde donde se calcularán los gráficos de barras de tus artistas y canciones favoritos, además de las recomendaciones musicales.

La página del usuario también muestra las pistas más recientemente escuchadas, y está disponible vía servicios web, permitiendo a los usuarios mostrarlas en blogs o como firmas en foros.

Las recomendaciones son calculadas usando un algoritmo colaborativo de filtrado, así los usuarios pueden explorar una lista de artistas no listados en su propio perfil, pero que si que aparecen en otros usuarios con gustos similares.

Last.fm también permite a los usuarios manualmente recomendar discos específicos a otros usuarios (siempre que el disco esté incluido en la base de datos).

Quizás la característica más usada por la comunidad de Last.fm es la formación de grupos de usuarios con algo en común (por ejemplo, militancia en otro foro de Internet). Last.fm generará un perfil de grupos similar a los perfiles de los usuarios, mostrando una amalgama de datos y mostrando listas con los gustos globales del grupo.

Me registré hace poco tiempo en Last.fm, y lo uso con frecuencia haciendo scrobblinng desde la PC o desde el móvil. Ahora que le doy un uso más intensivo he conocido muchos artistas que, de otro modo, nunca hubiese podido conocer, principalmente porque no son marketineros como los más conocidos.

Cliente de Last.fm
La música en Last.fm es habitualmente escuchada usando un reproductor que hay que descargar e instalar en el ordenador. El reproductor muestra título de la canción, álbum y artista, junto con la carátula del álbum si está disponible. Hay tres botones, que permiten al usuario marcar como favorito, saltar o vetar una canción.

El botón de favorito tiene un efecto sobre la base de datos de almacenar dos escuchas de esta pista; el botón de vetar asegura que esa canción no volverá a ser reproducida. Ambas características se refieren al perfil del usuario.
El botón de salto de canción no lo hace. Otros controles incluyen volumen, parada y opciones. El reproductor usa un flujo de MP3 codificado a 128Kbit/s a 44,1KHz. Algunos usuarios critican que el reproductor tiene muchos fallos. Algunos cortafuegos afectan su habilidad para transmión.

En la última versión del reproductor de Last.fm, el usuario puede seleccionar la posibilidad de usar un reproductor externo. Cuando se habilita esta posibilidad, el reproductor de Last.fm da al usuario una URL local, a través de la cual se representa el flujo de música de Last.fm y los usuarios pueden abrir dicha URL en su reproductor de medios preferido.

Existe otro reproductor de código abierto para plataformas GNU/Linux denominado Last Exit que dispone prácticamente de las mismas prestaciones que el reproductor oficial. Además, la versión extraoficial de Last Exit incluye la posibilidad de guardar la canción en formato mp3.

Complemento Audioscrobbler
Opcionalmente, Last.fm puede construir un perfil directamente desde la música del usuario, reproducida en su ordenador personal. Los usuarios deben bajarse e instalarse un plugin para su reproductor, que enviará automáticamente el artista y título de la canción después de haber transcurrido la mitad de la canción o sus primeros 240 segundos. Cuando se usan los controles de búsqueda, la pista es más corta de 30 segundos o la pista carece de metadatos (ID3, CDDB, etc.), la pista no es enviada.

La verdad es que hay mucho más para comentar sobre el servicio, pero no los quiero abrumar por ahora, lo que les recomiendo es que lo empiecen a usar y solos irán viendo las cosas que ofrece.

Mi Perfil en Last.fm

Sitio Web: http://www.lastfm.es/

Fuentes: Wikipedia y PuntoGeek

Anuncios

Las redes sociales ¿ayudan a socializar o nos aíslan?

En este mundo que se encuentra en constante cambio, Internet modificó los hábitos de vida de nuestra sociedad. De la misma manera en que algunos crecimos en su momento, por ejemplo, influenciados por el auge y el crecimiento de la informática o los videojuegos, la juventud de hoy en día, está haciendo lo propio con Internet.
Los adolescentes de hoy utilizan los sistemas de mensajería instantánea para hablar con sus amigos y para intercambiar los apuntes del colegio, suben las fotos que hicieron con sus móviles a Flickr, cuelgan sus vídeos en Youtube, utilizan Google para buscar información sobre cualquier cosa y viven en las Redes Sociales.

Las Redes Sociales. Ahí quería llegar. Las Redes Sociales, se convirtieron en una parte natural de las vidas de hoy en día. Porque son perfectas para conocer gente, para realizar actividades sencillas, para compartir, y porque son un lugar idóneo para obtener información.
Pero… ¿Las redes sociales nos ayudan a socializar o nos aíslan? Me plantee este interrogante, dado que recientemente viajé por trabajo con un compañero. Durante el trayecto cada uno encendió sus respectivas notebooks y se concentró en ella. Yo me conecté a Internet y el comenzó a trabajar con unos documentos. En el tiempo que duró el recorrido estuve dialogando con varias personas que viven lejos mediante Twitter, Facebook, Flickr… pero prácticamente con mi compañero no hablé, sólo esbocé algunas frases muy de vez en cuando.
Cuando llegamos a destino nos dispusimos a hacer nuestro trabajo, razón del viaje.
Por la noche me encontré con unos amigos que conocí hace un tiempo por Twitter, justo dio la casualidad que viven en el lugar donde me tocó ir a hacer mi trabajo. Mi compañero se quedó en el hotel (por decisión propia).
Pensando en cómo se fueron dando las cosas me di cuenta que las redes sociales sirven para conocer gente nueva (no cabe la menor duda) e incluso para forjar nuevas amistades. Sin embargo, al mismo tiempo, genera que tengas menos contacto con gente que ves todos los días cara a cara.
¿Ustedes que opinan? ¿Las redes sociales son positivas o negativas en este aspecto? ¿Sirven para unirnos a personas que son más afines a nosotros y para distanciarnos de personas que son geográficamente más próximas?

¿Eres nuevo en Twitter? Unos consejos para los primeros dias.

Sabes que Twitter existe, y alguna vez has acabado ahí siguiendo alguna noticia o visitando un blog. Igual has intentado alguna conversación de tu blogger favorito con poco éxito. No acabas de entender la fiebre que le ha entrado a todos con ese mundo de caritas sonrientes y mensajes de 140 caracteres, pero estás dispuesto a probarlo. No te preocupes, Twitter pertenece a los novatos. Sólo tiene tres años de edad y su crecimiento está siendo tan brutal… que casi todo el mundo acaba de llegar: últimamente incorpora 10 millones de nuevos usuarios al mes. Los primeros días son decisivos para odiar o amar Twitter. Esta es una pequeña guía para los que están empezando.

La ballena de los errores pronto será tu amiga

¿Para qué sirve?

Para nada y para todo. En Twitter puedes perder el tiempo, labrarte una carrera profesional y una red de contactos, hacer el ridículo en público, seguir a tus celebrities favoritas, charlar con tus amigos, vigilar a tus enemigos, enterarte de las noticias de última hora o encontrar buenos artículos para leer. De alguna forma, ciertas estructuras sociales creadas alrededor de los blogs se han trasladado a Twitter, un microcosmos que se ha liberado de la pesada carga de escribir posts para centrarse en lo esencial: las personas y su conversación, que ahora es más informal y pública. La mejor forma de entenderlo es sacarse una cuenta y empezar a crearse una red.

¿Qué es eso de followings y followers?

Esos dos numeritos traen de cabeza a recién llegados y a veteranos por igual. No es muy intuitivo, pero “Following_me” indica el número de personas a las que TÚ sigues, y “Followers_me” las que te siguen A TI. Cuanto mayor sea el número de la izquierda, más se complicará tu página de Twitter, porque recibirás más actualizaciones. Y cuantos más seguidores tengas, más personas recibirán tus mensajes.

¿Cómo funciona?

Cuando te hayas sacado una cuenta y sigas a unos cuantos verás cómo sus mensajes empiezan a aparecer en tu página según vayan siendo escritos. Para hablar, escribe en el recuadro superior, que va contando los caracteres que te quedan hasta llegar a 140 (no puedes pasarte) y dale a “update”. Si quieres responder a algún comentario, acerca el cursor del ratón a la derecha del mensaje, donde verás una flechita: pincha y escribe.

¿A cuántos debo seguir?

Hay muchas teorías: que sólo hay que seguir a un número manejable de personas para atenderlas bien, que por cortesía se debe seguir a aquellos que te siguen, que vale añadir a cualquiera para que por lo menos visiten tu página una vez… Hagas lo que hagas comienza despacio para habituarte y procura saber de dónde ha salido cada persona a la que sigues. Así encontrarás tu límite. Si tienes miedo a meter la pata experimenta con famosos, con cuentas corporativas o con los “vips“, que para eso están… pero ten cuidado porque algunos actualizan tanto que odiarás su avatar cada vez que aparezca. ¿Consejos?: recuerda que la gente interesante suele hablar con gente interesante, husmea en los “favoritos” de los usuarios que te gusten, encuentra en twitter a tus bloggers preferidos, define los temas que te interesen y descubre quién los domina, que no te tiemble el pulso al “desfollowear”. Si aun así te da vergüenza entrar solo en este bar, convence a algún amigo de que te acompañe y cread vuestras cuentas a la vez.

¿Cuánto y cómo actualizo?

Aquí tampoco hay reglas. Unos se instalan Twitter en el móvil y se toman al pie de la letra el “¿Qué estás haciendo?” desde el desayuno hasta la hora de ir a dormir. Otros sólo abren la boca para sentar cátedra, hacer un buen chiste, informar de algo o escandalizar al personal. Al final, todo dependerá de tu carácter y de lo que te apetezca charlar con los demás. Sobre los contenidos, la única recomendación que nos atrevemos a dar es que tengas cuidado: Google indexa bien las conversaciones y las acaba convirtiendo en muy poco íntimas. Los “tweets” se pueden borrar… pero el buscador interno los sigue encontrando. Así que cuidado con hablar mal de nadie (excepto si quieres que se entere, en cuyo caso usar Twitter es una gran opción).

¿Qué es eso de las @?

Si tu usuario es “soitufanboy”, por ejemplo, serás @soitufanboy en Twitter. Elige bien el nombre, porque puedes encontrarte en la incómoda situación de que alguien te llame así en voz alta en la vida real alguna vez. Cuando alguien quiera enviarte un mensaje (público, pero dirigido especialmente a ti) usará ese nombre. Si alguien escribe “esto le gustará a @soitufanboy”, aunque no le sigas, lo podrás ver en el menú de la derecha (debajo de “home”, donde aparece tu usuario precedido por la arroba). Y del mismo modo, si quieres que algo le llegue a alguien, abusa de la arroba.

¿Qué son las #?

La almohadilla (#) es otro de los “comandos” básicos de Twitter. De forma más o menos espontánea los usuarios la utilizan para etiquetar temas, noticias o eventos y que así toda la información producida sobre ese asunto sea más fácil de seguir. Por ejemplo, #escandalogt sirve para seguir los últimos sucesos en Guatemala. Y #3wordsaftersex… para bien poco. Si quieres crear un tema o que tus “tweets” sobre ese tema sean leídos, usa las almohadillas.

¿Qué son los “trending topics”?

Esas palabras que ves en la barra de la derecha indican los temas sobre los que más se está hablando en este momento. Si haces clic en uno verás que su ritmo de actualización es impresionante. Si se cae un avión, tardará poco en aparecer ahí. La industria está del todo fascinada por la velocidad a la que se extienden y por el tipo de temas que triunfan. Eso sí, se nota el peso de la comunidad estadounidense y caracter “geek” que aún posee la red. Es posible que no entiendas a qué se refieren muchos de esos “trending topics”.

¿Cómo uso el buscador?

Si creías que con buscar tu nombre de vez en cuando en Google tenías suficiente para saber si se había dicho algo sobre ti, o sobre tu empresa, estás equivocado. La nueva obsesión de industria y usuarios es el buscador de Twitter, al que se puede acceder por search.twitter.com o a través de la cajita de búsqueda de la barra derecha. Es la forma de llegar a millones de conversaciones en tiempo real. Prueba a buscar un tema que te interese seguir en el tiempo (por ejemplo, “soitu“). Y guárdate la búsqueda (en “save this search”) para ahorrar tiempo.

¿Qué es un tweet? ¿Y un RT? ¿Y un retweet?

Un tweet es cada micro mensaje de Twitter. Un retweet (abreviado RT) es una forma de “reenviar” a tus seguidores un tweet que te ha gustado de alguien a quien sigues. Es una forma poderosa de extender información, de unir redes y de “presentar” gente entre sí, pero conviene no abusar. Muchos usuarios comienzan a ser críticos con ellos. Y además las redes están más relacionadas de lo que parece. Es posible que un mismo tweet le acabe llegando a una persona docenas de veces.

¿Qué es un DM?

Es la abreviatura de “direct message”, un mensaje directo y privado. Se trata de un minisistema parecido al correo electrónico que Twitter ha creado para que los usuarios se comuniquen entre ellos sin que lo sepa todo el mundo. Es muy útil y la conversación suele ser mucho más rápida, informal y corta que por e-mail, pero sólo permiten la comunicación entre gente que se sigue mutuamente. Hay un comando para ello, pero al principio es mejor que para evitar un “epic fail” (un error catastrófico, en jerga) uses el menú de la derecha, donde pone “Direct Messages”.

¿Qué son esos enlaces en los que pone tinyurl, cort.as…?

La limitación de caracteres de Twitter ha servido para encontrar por fin un uso a los acortadores de URLS. Si quieres enlazar, deberás aprender a usarlos. Son sencillos. Puedes usar el veterano Tinyurl, Bit.ly (el que Twitter usa por defecto) o cualquier otro. Cort.as es el que hemos desarrollado en soitu.es. Está en español y permite ver estadísticas de los enlaces que acortas, para comprobar cuánta gente ha pinchado en ellos.

¿Qué foto utilizo de perfil?

Ten en cuenta que mucha gente va a ver tu foto, puede que varias veces al día. Piensa en ellos y medita tu decisión. Si dudas, el artículo “Tu foto en Facebook te delata” es perfectamente aplicable a Twitter. Pero hagas lo que hagas, no dejes el feo icono marrón que viene por defecto.

¿Por qué a los demás les aparece “posted from Twitterfox/Twitterrific” bajo sus tweets?

(Actualización 5/6) Mucha gente jamás le coge el truco a la diabólica interfaz web de Twitter y descubren de verdad el programa a través de clientes para el ordenador y el móvil que son, sorprendentemente, más sencillos de utilizar y que cambian la experiencia de forma sustancial. Twitter es, además, una de las cosas más divertidas que se le puede instalar a un smartphone. Podemos recomendar: Twitterrific (Mac, iPhone), Twidroid (Android), Twitterfon (iPhone), TwitterBerry (BlackBerry) y Twitterfox (para Firefox en Windows, Mac, Linux), Twibble y Gravity(Nokia, Blackberry) y Twobile (Windows Mobile).

Y tú… ¿eres novato en Twitter? ¿qué consejos darías? ¿por qué lo amas/odias? ¿a quién recomiendas seguir?

Visto en  http://www.soitu.es/